fbpx

Con el mes de julio comenzamos la segunda mitad del año y, sin duda, es buen momento para hacer un balance, desempolvar nuestros propósitos de enero y ver cuántos de ellos hemos cumplido.

Según los estudios llevados a cabo por el psicólogo John Norcross, año con año, alrededor del 50% de norteamericanos hacen una lista de propósitos. Entre los más populares se encuentran:

  • Bajar de peso.
  • Hacer ejercicio.
  • Dejar de fumar.
  • Mejores finanzas.
  • Reducir las deudas.

Por su parte, en 2007, el psicólogo Richard Wiseman se dedicó durante todo un año a monitorear el cumplimiento de los propósitos de 3000 personas… para diciembre, sólo el 12% los había cumplido. Sin duda, esto nos lleva a preguntarnos qué nos desmotiva y si hay alguna manera más sencilla de conseguirlos.

Al respecto,  Janet Polivy y Peter Herman identificaron el llamado “síndrome de la falsa esperanza“. Según estos investigadores, la mayoría de nuestros propósitos son poco realistas y no se alinean con nuestras posibilidades y capacidades reales.

Por otro lado, también está la relación causa-efecto. Solemos pensar que, si perdemos peso, cambiamos de empleo o hacemos ejercicio, nuestra vida cambiará por completo, y cuando esto no sucede (porque además queremos que los cambios sucedan “por arte de magia”), nos desmotivamos y volvemos a nuestros malos hábitos.

8 tips que te ayudarán con tus propósitos

Ahora bien, ¿qué podemos hacer para cumplir propósitos de año nuevo? El terapeuta Ray Williams (Psychology Today) piensa que los siguientes tips pueden ayudarnos a lograrlos:

  1. Enfócate en un solo propósito, que sea muy específico, pero cuida que sea realista. Por ejemplo, “perder peso” no es un propósito específico. Perder 10 libras en 3 meses, podría serlo.
  2. No necesitas esperar hasta el 31 de diciembre para hacer un propósito. Hazlo un proceso de todo un año, de cada día.
  3. Da pequeños pasos. La mayoría de la gente se rinde porque su meta es muy difícil de alcanzar y requiere demasiado esfuerzo como para hacerlo de una sola vez.
  4. Ten un@ amig@ a quien “rendirle cuentas”, alguien muy cercano a quien reportes tus avances y con quien te sientas comprometid@.
  5. Felicítate a ti mism@ cada vez que recuerdes lo bien que lo estás haciendo. No tienes que esperar a llegar a tu meta.
  6. Enfócate en pensar en tus nuevos comportamientos y patrones de pensamiento (tus propósitos). Para que puedas cambiar tus hábitos debes crear nuevos patrones en tu cerebro.
  7. Enfócate en el momento. ¿Qué es lo que estás haciendo en este preciso instante para llegar a tu meta?
  8. Hazte consciente física, emocional y mentalmente de tu momento presente, no vivas en el pasado ni en el futuro.

Así que, si no has podido cumplir tus propósitos de Año Nuevo, es un buen momento para retomarlos, pero desde una perspectiva y con una motivación realistas. ¿Te gustaría volver a intentarlo? Lo único que se interpone entre tú y tus sueños es tu propia decisión, así que #DecídeteHoy.