fbpx

Según la 2016 Food and Health Survey, 57% de los norteamericanos tratan de perder peso, y para lograrlo, 31% de ell@s están haciendo pequeños cambios en su dieta, tal como utilizar edulcorantes o endulzantes naturales.

La razón es simple, los edulcorantes son sustitutos del azúcar con cero calorías que no elevan los niveles de glucosa en la sangre, lo que los hace una buena alternativa si quieres bajar de peso, mantenerte en forma, o si padeces diabetes o presión alta.

Hasta aquí, todo bien, pero el verdadero problema es saber si estas opciones más “saludables” realmente lo son o si en lugar de ayudarnos están dañando nuestra salud. Por eso hemos estudiado algunos de los edulcorantes más populares en los Estados Unidos y aquí te ponemos sus tablas nutricionales sobre la mesa.

Todo lo que necesitas saber sobre los edulcorantes o sustitutos de azúcar

La American Heart Association recomienda tomar un máximo de 6 cucharaditas de azúcar al día para las mujeres, y 9 cucharaditas al día, para los hombres. Estas medidas incluyen el azúcar incluido en alimentos que lo contienen. La realidad es que, como se afirma en Face the Facts USA, los norteamericanos promedio consumen alrededor de 30 cucharadas de azúcar al día! Esto explica por qué la alternativa de los edulcorantes suena atractiva.

La mayoría de los sustitutos de azúcar son, por mucho, más dulces que el azúcar normal: ¡de entre 100 hasta 13,000 veces más dulce dependiendo de la sustancia! Así que sólo se necesita una pequeña cantidad para hacer de cualquier alimento uno muy dulce y con muy pocas o ninguna caloría contra las 16 que contiene una cucharadita de azúcar refinada.

Desafortunadamente, esto no es tan dulce como suena. Estudios recientes de la Harvard Medical School descubrieron que consumir edulcorantes hace que no relacionemos lo dulce con las calorías que comemos. Pero nuestro cuerpo se va acostumbrando a comer más cosas que saben dulce y terminamos consumiendo comida azucarada en lugar de la que nos nutre, lo que nos hace ganar peso.

Encima de eso, ya que los sustitutos de azúcar son más potentes, poco a poco la comida normalmente dulce, tal como la fruta, nos parece menos atractiva, y la comida no dulce, tal como los vegetales, prácticamente incomible.

En palabras del Dr. Ludwig, especialista en obesidad y pérdida de peso en el Hospital Infantil de Boston, el “tomar edulcorantes nos hace evitar los alimentos saludables, sustanciosos y nutritivos, y así consumimos más alimentos saborizados artificialmente y con menos valor nutricional”.

La diferencia entre “Sugar-free”, “No-added sugar”, y “Unsweetened”

En el supermercado hay una enorme cantidad de productos cuyas etiquetas afirman que son sugar-free (“sin azúcar”), no-added sugar (“sin azúcar añadida”) o unsweetened (“sin endulzantes”). El problema es que la mayoría de nosotr@s tenemos la idea de que quieren decir lo mismo, y aún peor, que quiere decir que son saludables.

Sin azúcar

Según la FDA, los alimentos sin azúcar contienen menos de 0.5 gramos de azúcar por porción. Eso quiere decir que sí puede contener otro tipo de edulcorantes artificiales para hacerlos más dulces o mejorar su sabor. Un estudio publicado en el British Dental Journal ha encontrado que la goma de mascar, dulces y bebidas sin azúcar contienen ingredientes acídicos, que pueden dañar los dientes y provocar problemas gástricos, aun cuando están etiquetados como alternativas saludables a productos con azúcar.

Sin azúcar añadida

Esto no quiere decir lo mismo que “sin azúcar”, ya que quiere decir que no se le agregaron edulcorantes naturales, tales como jugo o fruta seca durante su procesamiento. Pero bien pueden incluir edulcorantes artificiales o alcoholes de azúcar, que causan problemas dentales y gástricos, entre otros. Algunos de los productos “sin azúcar añadida” pero con alto contenido de azúcar incluida originalmente son: granola, mantequilla de maní, jugos de fruta, fruta en almíbar, etcétera.

No endulzados

La comida no endulzada no contiene edulcorantes naturales ni artificiales añadidos. Eso quiere decir su sabor dulce es totalmente natural y que puede contener azúcares que le son propias. La leche de almendra, leche de coco, salsa de manzana, tés, y otros son productos no endulzados. Si estás buscando perder peso o simplemente evitar los efectos negativos de los edulcorantes, esta es tu mejor opción.

Edulcorantes o sustitutos de azúcar aprobados por la FDA

La FDA ha aprobado cinco edulcorantes: sacarina, acesulfame, aspartamo, neotamo y sucralosa. Y también ha aprobado un endulzante natural, la stevia. Sin embargo, opositores han alegado que algunos de estos edulcorantes han sido relacionados con diferentes problemas de salud.

No es fácil comprobar que esto sea cierto o no, pero para evitar riesgos, nuestra recomendación es usarlos con moderación mientras estás en un régimen para perder peso. Ya que lograste llegar a tu meta, usa endulzantes naturales con moderación para no consumir más calorías de las que necesitas para mantener tu peso logrado.

Si los consumes porque tienes diabetes y es lo que te recomendó tu doctor, hazlo también con moderación, o pregúntale si puedes utilizar pocas cantidades de endulzantes naturales e incorporar actividad física para contrarrestar las calorías consumidas.

Recuerda que no sólo se trata de “guardar la línea”, sino, sobre todo, de cuidar tu salud. Así que #YaDecídete y empieza a cambiar tus hábitos.