fbpx

El metabolismo lento se relaciona normalmente con la dificultad para perder peso. Pero lo que debes saber es que el metabolismo puede acelerarse con sólo mantener buenos hábitos alimenticios e incrementar tu actividad física.

En este artículo vamos a decirte cuál es la función del metabolismo, así como algunas maneras que podrán ayudarte a perder peso aún si tu metabolismo es lento.

El metabolismo y tu tiroides

El metabolismo es un proceso bioquímico que combina las calorías de nuestra comida con oxígeno para producir la energía que nuestro cuerpo necesita para vivir. Todas nuestras funciones vitales, incluso aquellas que “no vemos” como respirar o la circulación sanguínea, necesitan energía. El número de calorías que requiere nuestro cuerpo para realizar esas funciones se conoce como índice metabólico basal, o simplemente, metabolismo.

Hay muchos factores que determinan el metabolismo, como nuestro tamaño corporal, sexo y edad. Tan solo nuestras funciones vitales utilizan el 70% de las calorías que ingerimos a diario. Sin embargo, existen otros factores que determinan la cantidad de calorías que quemamos, como la velocidad de nuestro proceso digestivo (digestión, absorción, transporte y almacenamiento de alimentos; quema entre 100 y 800 calorías) y nuestra actividad física.

La mente maestra que regula el metabolismo es la tiroides, una glándula con forma de mariposa que se encuentra al frente del cuello, y que produce la hormona tiroidea al extraer el yodo de la sangre. Todas nuestras células dependen de la hormona tiroidea para regular su metabolismo. Cuando nuestro cuerpo no puede producir la cantidad necesaria de esta hormona podemos padecer algún desorden metabólico.

Hipotiroidismo y pérdida de peso

Hay diversos desórdenes relacionados con la tiroides y el metabolismo, y aún si no todos ellos afectan nuestro peso, se ha comprobado que el hipotiroidismo puede hacer más lenta nuestra pérdida de peso.

El hipotiroidismo se caracteriza por la producción insuficiente de hormona tiroidea. Y ya que la función primordial de esta hormona es regular nuestro metabolismo, cuando su producción es escasa, tenemos los síntomas comúnmente relacionados con un metabolismo lento.

Desgraciadamente, el hipotiroidismo es mucho más común de lo que pensamos. De acuerdo con EndocrineWeb, cerca de 10 millones de norteamericanos padecen este padecimiento, y las mujeres son 10% más propensas a padecerlo. Algunos de los síntomas asociados con el hipotiroidismo son: cansancio, debilidad, aumento de peso o dificultad para perderlo, depresión, pérdida de memoria, ciclos menstruales irregulares, entre otros.

Acelera tu metabolismo de forma natural

Tener un metabolismo lento puede no ser una buena noticia, sobre todo si estás tratando de perder peso. Afortunadamente, hay algunas maneras naturales y muy sencillas en que puedes mejorar tu metabolismo de un modo seguro. Aquí te dejamos una pequeña lista de cambios que puedes incorporar fácilmente a tu rutina diaria:

Incluye omega-3 en tu dieta

Los ácidos grasos omega-3 se encuentran en el salmón, el atún, las semillas de chía, las de linaza, etc., que ayudan a nuestro cuerpo a mantener los niveles de azúcar en la sangre y a reducir la inflamación, ayudando así a regular el metabolismo.

Haz un poco de músculo

La gente con más músculos quema más grasa y utilizan más energía. Según algunos estudios, una mujer en sus 30 puede acelerar su metabolismo y quemar 100 calorías al día sólo ejercitándose 30-40 minutos dos veces a la semana.

Incluye té verde en tu dieta diaria

El té verde posee una gran cantidad de polifenoles antioxidantes, tal como flavonoides y catequinas, que aumentan el metabolismo mediante la oxidación de las grasas y la termogénesis (un proceso corporal que produce energía).

No te saltes ninguna comida

Tan pronto salgas de la cama, procúrate un desayuno saludable y rico en nutrientes. Aunque no lo creas, eso despertará también a tu metabolismo.
Comienza tu día con una omelette de espinacas y queso feta o prepárate alguna de nuestras deliciosas recetas. Según el National Weight Control Registry, el 78% de las personas que desayunan conservan un peso saludable más fácilmente.

Pica durante el día

Comer unas 5 o 6 veces al día te ayudará a reducir tu apetito, mantendrá tus niveles de azúcar estables y tu metabolismo se acelerará. Sólo ten cuidado con que tus comidas sea de alrededor de 300 calorías cada una. Consulta con tu terapeuta,  puede darte varias ideas saludables.

Aumenta tu ingesta de proteínas

Las proteínas se digieren más lentamente que las grasas o los carbohidratos, así que te hacen sentirte satisfech@ por más tiempo; la termogénesis también tomará más, así que tu cuerpo utilizará más energía y tu metabolismo mejorará. Además, comer proteína no aumenta tus niveles de glucosa en la sangre.

Los desórdenes metabólicos como el hipotiroidismo pueden hacer que tu pérdida de peso sea más lenta, pero no la hace imposible. Si mejoras tu dieta y te ejercitas más, podrás sin dificultad lograr tu peso ideal y también mantenerlo. Es tu decisión. #YaDecídete