fbpx

Si te aterrorizas de sólo pensar en las libras que ganarás durante las fiestas, este artículo es para ti.

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, toda nuestra atención está puesta en las festividades: regalos, brindis y comida: mucha comida. Evidentemente, el objetivo de las fiestas no es romper la dieta ni ganar libras de más. Las fiestas decembrinas deben ser un motivo de celebración, una tradición que nos recuerda la importancia de la familia y amig@s. Sin embargo, pueden ser un calvario para aquell@s que han venido luchando contra el sobrepeso a lo largo del año.

De acuerdo con datos de Treated.com, el americano promedio consume alrededor de 3,300 calorías sólo en su cena de Navidad, lo que suma casi 7,000 calorías durante toda la celebración, lo que son ¡más de tres veces lo recomendado por el Departamento de Agricultura de los EE. UU como consumo diario! Por eso es por lo que sube en promedio una libra durante las fiestas.

Guía para sobrevivir las fiestas decembrinas

La buena noticia es que con algunos trucos sencillos que aquí te diremos evitarás recuperar el peso perdido y seguir disfrutando de los ricos platillos de la temporada.

  1.Usa platos más pequeños

Los platos grandes están muy de moda, son muy “chic”, pero suelen hacernos comer más de la cuenta. Según Brian Wansink, especialista en psicología de la alimentación de Cornell, usar platos más pequeños también disminuye el tamaño de las porciones y consumimos hasta 60% menos calorías. Lo mismo sucede con los vasos, así que escoge los más altos y estrechos en lugar de los más bajos y anchos.

  2.No te reserves para “el gran día”

Saltarnos el desayuno y hasta la comida para “hacer espacio” a los platillos de temporada es una muy mala idea. Al llegar a una comida con el estómago vacío nos arriesgamos a comer en exceso. Lo mejor es no salir de casa sin haber desayunado; come algo ligero, pero consistente. Y, si se trata de la cena, no olvides comer a medio día algo que te calme el hambre y sea nutritivo.

  3.No dejes de hacer ejercicio

Durante esta temporada, llena de reuniones y cenas, solemos olvidarnos de hacer ejercicio. Recuerda que el esfuerzo físico activa el metabolismo y abre tu apetito durante los mañanas, lo que te ayudará a no saltarte el desayuno. Aunque no lo creas, eso no sólo hará que no abuses de la comida, pero también que la disfrutes más.

  4.Come estratégicamente

El objetivo de las fiestas no es probar TODOS los platillos, ni comerlos en grandes cantidades, así que no tienes pretextos para dejar tus buenos hábitos alimenticios. Si tienes oportunidad, elige comer más verduras y comida con poca grasa en lugar de platos con mucha azúcar y/o grasas.

  5.Cuidado con los postres

Sabemos que es básicamente imposible decirle “no” a un buen postre navideño, pero puedes escoger postres que tengan menos azúcar y más canela, o elegir un strudel de manzana en lugar de un pastel de chocolate. El postre seguirá siendo algo delicioso sin ganar peso.

  6.Cuídate todos los días

Los brindis y cenas prenavideñas son las primeras de una larga serie de celebraciones; de ahí viene la cena de Navidad, Año Nuevo, Día de Reyes, y sus respectivos recalentados, y eso sin contar las reuniones con amigos y colegas. Por eso debes cuidarte todos los días. Si es posible, haz un détox (aquí te decimos cómo) unos días antes de las comidas especiales; no dejes tu programa de entrenamiento; y, sobre todo, no abuses de tu cuerpo excediéndote con la comida.

La temporada decembrina es el mejor momento para celebrar nuestros logros y para recompensarnos por ellos, sin perder de vista nuestros objetivos de alcanzar nuestro peso ideal. Recuerda que, si bien es muy válido hacer una pausa durante estas fechas, no vale la pena echar por la borda todos tus esfuerzos. #YaDecídete y disfruta al máximo estas fiestas cuidando tu salud.